¿Ser mala persona o buena? ¿sacrificio o egoísmo?

¿Porque algunas personas son héroes osados mientras que otras se desentienden de los apuros y las suplicas de las que están en peligro?



¿existe el desinterés verdadero?

En un estudio fueron identificados personas bien conocidos por sus actos altruistas. En el análisis resultó que el factor más importante de ellos era haber padecido una experiencia traumática como el fallecimiento de un ser querido con una casi simultánea e inmediata a alguien que había rescatado al paciente. Los resultados de este estudio indicaron que el altruismo, en épocas posteriores al acontecimiento traumático, servía para dar solución a los dolorosos sentimientos de dependencia, sentimientos de rabia y ansiedad respecto al fallecimiento de la persona amada.

Los hombres predominan en lo que se refiere a los comportamientos caballerosos, audaces, heroicos y prosociales, mientras que las mujeres actúan más en situaciones en las que son necesarios los cuidados y alimentación.

Los mamíferos tienen tendencia a ayudar a otros seres vivos, cuidarlos, protegerlos, alimentarlos; en cambio, los reptiles no tienen el sentido de protección, un ejemplo: los tiburones, desde el vientre de la madre, se comen entre ellos. Aunque se ha visto a reptiles a ayudar a su misma especie.

Los seres humanos tienden ayudar a su propio grupo cultural. Así, es más probable que cualquiera de nosotros ayude a personas que pertenecen al mismo grupo étnico, religioso, lingüístico y demográfico, más que a personas de otro grupo.

En otras investigaciones se muestran que el termino <<simpático>>, que significa <<amigable>>, <<servicial>> o <<cortés>>. Se ha observado que los hispanoamericanos, latinos, muestran niveles mayores de altruismo.

Ayuda y altruismo

No hay una diferencia significativa entre estas dos palabras. La esencia del altruista es el hecho de que las personas ayudan sin ningún objetivo de recompensa externa. A esto, los psicólogos le dicen ayuda prosocial, quizás también llamaríamos “responsabilidad solidaria”. Ayuda y altruismo, es la mera combinación de tener “bondad de corazón” debido a que tienen simpatía por las personas, por los seres vivos o bien por querer un mundo mejor.

Hay otro hallazgo muy llamativo o famoso y contrario es el denominado efecto del espectador, que demuestra que no existe seguridad en los números. De manera resumida, cuanto mayor es el número de espectadores (o testigos) es una situación de emergencia, menor posibilidad hay de que alguno de estos espectadores ofrezca ayuda. Suponen que la persona que ya hay personas alrededor y que cualquiera de estas podría ayudar.

Y, ¿con todo esto que te he mostrado ayudarías a otra persona? 
¿Eres como los mamíferos o como los reptiles? ¿eres altruista? ¿solo eres espectador?


Soy un buen samaritano.

Entradas populares de este blog

Así se trata a las personas con Alzheimer

¿Porque son conformistas las personas?